Tus ojos, uno de los órganos más valiosos… ¿Vas a nublarlos con humo?

18/09/2023

Es ampliamente conocido que el consumo de tabaco está asociado a numerosas enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), este hábito es la primera causa evitable de enfermedad, invalidez y muerte prematura en el mundo.

Normalmente, asociamos más comúnmente sus efectos a enfermedades como el cáncer de pulmón, de boca, de garganta y de esófago, o a enfermedades respiratorias y cardiovasculares, pero, ¿qué pasa con nuestra salud ocular?

En este artículo te contamos los efectos que puede tener en nuestra visión y cuáles son los signos de alarma a los que debemos estar atentos si somos fumadores. El mensaje principal es que lo mejor que podemos hacer es abandonar los hábitos tóxicos y, especialmente, evitar que las nuevas generaciones los incluyan en su estilo de vida.

¿Qué productos tóxicos contienen los cigarrillos?

Durante la combustión del tabaco se originan más de 4.000 productos tóxicos diferentes. Entre ellos destacan, por su especial peligrosidad y por las enfermedades a las que pueden asociarse, los siguientes:

  • Alquitranes: responsables de los distintos tipos de cáncer.
  • Monóxido de carbono: favorece las enfermedades cardiovasculares.
  • Irritantes (fenoles, amoníacos, ácido cianhídrico): responsables de enfermedades respiratorias como la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar (esta última provoca dificultad progresiva para respirar).
  • Nicotina: responsable de la dependencia del tabaco.

Hojos, humo y tabaco - VERTE Oftalmología Barcelona

El tabaco mata a más de 8 millones de personas cada año, de las cuales 1,3 millones son personas no fumadoras que están expuestas al humo ajeno

¿Son perjudiciales todas las formas de fumar?

Todos los fumadores de cigarros puros, de pipa y de cigarrillos, ya sea tabaco de liar o convencional, que inhalen o no, exponen directamente su labio, boca, lengua, faringe,  laringe y ojos al humo del tabaco y a las sustancias químicas tóxicas que causan cáncer.

Por otro lado, a pesar de que los cigarrillos electrónicos o de vapeo contienen menos sustancias químicas tóxicas que los cigarrillos convencionales, estos no están exentos de nicotina ni de otras sustancias químicas cancerígenas, compuestos orgánicos volátiles (COV) y metales pesados.

¿Cómo afecta el consumo de tabaco en la visión?

  • Síndrome del ojo seco

El humo del tabaco es un irritante ocular que empeora la sequedad ocular. Las personas que fuman tienen el doble de probabilidad de tener sequedad ocular.

  • Por desequilibrio osmótico de la lágrima: la concentración de sales y otros solutos de la lágrima en condiciones normales ronda en torno a 300 mOsm/l y su pH es neutro (7 pH). El tabaco y el humo del tabaco pueden afectar su equilibrio y causar los síntomas de ojo seco.

  • Igualmente, también puede producir una disminución de la secreción de lágrimas y alterar la densidad de las células caliciformes, unas células presentes en la conjuntiva que contribuyen a la formación de la capa mucosa de la película lagrimal.

  • En la misma línea, el tabaco puede alterar la concentración de la Glicoproteína secretora Mucina-5AC (MUC5AC) en lágrimas. La capa mucosa es fundamental para adherir y estabilizar la lágrima al epitelio de la córnea.

  • Cataratas

El cristalino es una estructura transparente que se localiza por detrás del iris. Cuando envejece pierde su transparencia de tal manera que se vuelve opaco. A este cristalino opaco lo llamamos catarata. Las cataratas son un 40% más frecuentes en fumadores.

  • DMAE

La DMAE (Degeneración macular asociada a la edad) es una enfermedad degenerativa ocular que afecta al área central de la retina (llamada mácula). La mácula es la responsable de la visión central y de la fijación y, por tanto, de actividades tan frecuentes como leer, ver la televisión o conducir.

Los fumadores tienen un 33% más de probabilidad de desarrollar DMAE que los no fumadores, y si son mayores de 80 años, esta probabilidad alcanza el 55%. Factores como el estrés oxidativo, la inflamación del tejido retiniano o la alteración del pigmento macular están relacionados con el tabaco y la DMAE. 

  • Uveítis

La uveítis es una inflamación de la úvea, la capa intermedia del globo ocular. Sus principales síntomas son la disminución de la visión, ojo rojo, fotofobia, miodesopsias y dolor en el globo ocular. Existen estudios que aseguran que los fumadores tienen un riesgo 2.2 veces mayor de padecer esta enfermedad.

  • Retinopatía diabética

Fumar puede duplicar el riesgo de desarrollar diabetes. Existe una relación causal entre fumar y desarrollar retinopatía diabética, incluso puede aumentar su avance.

  • Enfermedades oculares infantiles

Las mujeres que fuman durante el embarazo transmiten toxinas a la placenta, aumentando la probabilidad de trastornos oculares a nivel fetal e infantil. También pueden sufrir partos prematuros con altas probabilidades de retinopatías de la prematuridad.

  • Daño sobre el nervio óptico

El tabaquismo intenso y prolongado, generalmente cuando se asocia a alcoholismo y mala nutrición, puede provocar atrofia de los nervios ópticos. Es un tipo de ceguera irreversible.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2020, el 22,3 por ciento de la población mundial consumía tabaco: concretamente el 36,7 por ciento de los hombres y el 7,8 por ciento de las mujeres.

¿Cómo podemos proteger nuestros ojos?

  • Dejar de fumar, especialmente las mujeres embarazadas o las personas que tienen alguna enfermedad de base como diabetes, enfermedades autoinmunes, ojo seco o degeneración macular asociada a la edad (DMAE), entre otros.
  • Ventilar los espacios saturados de humo y proteger a las personas de nuestro alrededor y a los niños del humo del tabaco para evitar convertirlos en fumadores pasivos. 
  • Usar lágrimas artificiales para mantener una buena hidratación del ojo y aliviar y evitar la cronificación de los síntomas de ojo seco.

Tabaco - Salud ocular - VERTE Oftalmología Barcelona

¿Qué signos de alarma debo tener en cuenta si soy fumador?

Como hemos visto, los consumidores de tabaco tienen más probabilidades de desarrollar ciertas enfermedades oculares y, por tanto, es fundamental reconocer sus signos de alarma (signos a los que estar atentos tanto si eres fumador como si no), para detectarlas a tiempo y mejorar su pronóstico.

Es importante acudir a urgencias oftalmológicas si se presentan síntomas tales como enrojecimiento ocular, o dolor ocular o de cabeza referido del ojo, y visión de puntos flotantes (miodesopsias). También en caso de presentar una pérdida de la visión, central o lateral o una pérdida transitoria de la visión (amaurosis fugaz), y ante una experimentación de deformación de las imágenes (metamorfopsia) o visión doble (diplopía).

Ante la aparición de alguno de estos síntomas, en VERTE Oftalmología Barcelona disponemos del Servicio de Urgencias Oftalmológicas 24 h abierto los 365 días del año. Cabe no olvidar que algunas enfermedades oculares no presentan síntomas en sus etapas iniciales, por lo que es igual de importante realizarse revisiones periódicas con un especialista. Si quieres pedir cita o tienes alguna duda, puedes llamar al 934 155 637 o enviarnos directamente un WhatsApp AQUÍ.

Desde ICO aprovechamos también esta publicación para RECOMENDARTE SIEMPRE QUE DEJES DE FUMAR y que para ello busques asesoramiento médico, ya que la ayuda profesional y la medicación pueden hasta incluso duplicar las probabilidades de éxito de abandonar el tabaco.

 

 

 

 

D.O.O Eva López

Unidad de Córnea y Superficie ocular

VERTE Oftalmología Barcelona

 

Creado: 18/09/2023 / Actualizado: 25/07/2024

¿Podemos ayudarte?

¿Necesitas información?

Paso 1 de 2
Paso 2 de 2

Información básica sobre protección de datos de carácter personal: Responsables del tratamiento: Instituto Condal de Oftalmología, S.L. y Gestión y Microcirurgia Ocular, S.A. Finalidad y legitimación: comunicamos con usted por medios electrónicos, consentimiento expreso del interesado. Cesión de datos: para prestar nuestros servicios y obligación legal Derechos: de acceso, información, rectificación, supresión, limitación, portabilidad, oposición y a no ser objeto de decisiones automatizadas, como indica nuestra política de privacidad. Para más información puede acceder a https://www.verte.es/es/politica-privacidad/.