¿Dónde ha cogido mi hijo/a la conjuntivitis?

Conoce los tres tipos de conjuntivitis más habituales en niños y cómo prevenir su contagio.

Conjuntivitis - VERTE Oftalmología Barcelona

El verano para los niños significa diversión, campamentos de verano, actividades deportivas y bañarse en el mar y en la piscina. Pero alerta, también puede significar contraer una conjuntivitis.

Picor, ardor, ojo rojo, hinchazón y lagrimeo son algunos de los síntomas de la conjuntivitis

Picor, ardor, ojo rojo, hinchazón y lagrimeo son algunos de los síntomas de la conjuntivitis, una inflamación de la membrana que cubre la parte blanca del ojo (llamada conjuntiva) y de la superficie interna de los párpados.

A continuación, te contamos más sobre la conjuntivitis, los tipos que hay, cuándo es contagiosa, cómo prevenirla y cómo actuar si un niño tiene síntomas.

Conjuntivitis viral, bacteriana y alérgica. ¿Son contagiosas?

Existen tres tipos de conjuntivitis: viral, bacteriana y alérgica, de las cuales solo las dos primeras son contagiosas.

Conjuntivitis viral. ¿Cuáles son sus síntomas y cómo se contagia?

La conjuntivitis viral es altamente contagiosa y se puede propagar por tos y estornudo. Además, puede aparecer en un ojo o en ambos.

Los síntomas iniciales más habituales son picor en los ojos, lagrimeo y una alta sensibilidad a la luz. Es frecuente que vayan acompañados de síntomas respiratorios y dolor de garganta.

Conjuntivitis bacteriana. ¿Cuáles son sus síntomas y cómo se contagia?

La conjuntivitis bacteriana también es contagiosa y suele propagarse por contacto directo con las manos infectadas (por haberse tocado los ojos con ellas, por ejemplo) o con un objeto infectado que haya entrado en contacto con el ojo (un pañuelo o unas gafas de buceo, por ejemplo).

Si tu hijo tiene conjuntivitis bacteriana, es probable que le cueste abrir un ojo o ambos por la mañana porque tiene los párpados pegados por una secreción amarillenta o incluso amarillenta-verdosa.

Si el niño tiene este tipo de secreción, te recomendamos limpiar cuidadosamente los bordes del ojo con agua tibia. Puedes hacerlo con una gasa o con un trocito de algodón.

Conjuntivitis alérgica. ¿Cuáles son sus síntomas?

La conjuntivitis alérgica no es contagiosa y tiende a aparecer en ambos ojos. Se produce por una reacción inflamatoria en respuesta a determinadas sustancias ambientales.

Sus síntomas suelen ser ojo rojo, picor, ardor y lagrimeo. En algunos casos pueden aparecer úlceras corneales que afectan a la visión. Este tipo de conjuntivitis también puede ir acompañada de mucosidad y congestión nasal, además de cierta sensibilidad a la luz.

¿Cómo podemos prevenir el contagio de la conjuntivitis vírica y bacteriana?

Para prevenir que los niños se contagien con conjuntivitis víricas o bacterianas, es importante que:

  • Se laven bien las manos con agua y jabón: especialmente si están en contacto con otros niños.
  • No compartan objetos personales: toallas de manos, pañuelos, gafas de sol o gafas de buceo.
  • Usen gafas de natación para bañarse: el agua contiene bacterias y microorganismos que pueden infectar los ojos.
  • Se cubran la nariz y la boca al toser y estornudar.

¿Qué hago si mi hijo tiene conjuntivitis?

Si tu hijo tiene síntomas de conjuntivitis conviene que lo vea un oftalmólogo. Puedes acudir directamente a nuestro Servicio de Urgencias 24h, donde nuestro equipo de especialistas estudiará el caso y determinará el tratamiento más adecuado.

Existen otras afecciones oculares que tienen síntomas parecidos a los de la conjuntivitis. Por tanto, si un niño se queja de dolor ocular fuerte, tiene hinchazón en el contorno del ojo o una mayor sensibilidad a la luz de lo normal, es importante que lo lleves al Servicio de Urgencias 24h.

Recuerda que en IO·ICO contamos con una Unidad de Oftalmopediatría para visitas no urgentes. Contacta con nosotros sin compromiso y Atención al Paciente resolverá aquellas dudas que puedas tener. Quiero solicitar cita AQUÍ.

Creado: 06/07/2021 / Actualizado: 13/06/2024